Temporada de lluvias, temporada de fotos

Publicado por Fujifilm de México en
Temporada de lluvias, temporada de fotos

Para los que vivimos en ciertas latitudes del mundo donde el verano es también sinónimo de lluvias, es realmente interesante salir a fotografiar en este tipo de climas. Las fotos de exteriores en climas nublados nos dan un difusor de la luz natural del sol, logrando una luz suave y perfecta para retratos al aire libre.

También es una oportunidad increíble para aprender, pues lograr una buena toma en un día nublado requiere un poco de práctica y experiencia. Es un excelente momento para que aprendas a manejar tu cámara, controlar la velocidad de disparo y la profundidad de campo.

Además, gracias a la lluvia el paisaje cambia por completo: la luz, el color de la tierra, de las plantas, los reflejos del pavimento mojado. Todo lo que te rodea intensifica su color y adquiere un brillo difícil de encontrar en otros días. Verás que elementos como los charcos o los increíbles cielos son recursos que debes aprovechar para que sean protagonistas de tus fotografías.

Sigue estos tips para lograr imágenes asombrosas.

  1. Ajusta la velocidad de obturación: prueba con distintas velocidades, lo más probable es que tengas que ajustar por encima de 1/250, aunque dependerá del efecto que desees. Haz diferentes pruebas y practica con el resultado que más te guste. Si la lluvia es muy fina esta velocidad no te permitirá capturarla y tendrás que bajar la velocidad hasta 1/30. Obtendrás las gotas como si fueran finos hilos alargados.

  1. Capta toda la luz que puedas: utiliza una apertura grande, lo ideal sería un f/1.4, pero tendrás que adaptarte a lo que te permita tu equipo. Sube el ISO pero con precaución, recuerda el problema del ruido.
  1. Observa el entorno: las siluetas de los paraguas, el colorido de la ropa, los reflejos del suelo y de los charcos… Mira a las ventanas de los edificios, tal vez encuentres una bonita imagen de alguien observando la lluvia. Mantente atento a esos detalles y captúralos.

  1. Cuenta historias: los días de lluvia pueden resultar realmente melancólicos y nostálgicos. Utiliza el blanco y negro para acentuar esas emociones y conviértete en un poeta visual por un día.

 

Utiliza el pavimento mojado y los charcos para contar este tipo de historias

El pavimento mojado le imprime un sentido diferente a la fotografía callejera


Publicación más antigua Publicación más reciente

Relacionado por etiquetas