Cámara Fujifilm X-T30, ¡nunca es tarde para empezar!

Publicado por Fujifilm Mexico en
Cámara Fujifilm X-T30, ¡nunca es tarde para empezar!

Recién hablamos de la X-T3, lo más avanzado de la serie X-T, y ahora nos encontramos de frente con la X-T30, lo que nos hace pensar ¿cuál es la diferencia? En un primer vistazo, podrían parecer la misma cámara, pero a un menor precio, y hay cierta verdad en esto. Así como la X-T20 era la hermana menor de la X-T2, la X-T30 hace lo propio con la X-T3. Mismo sensor, mismo procesador y mismo sistema AF, pero hay detalles que diferencian a ambas cámaras y que las vuelven productos para dos públicos diferentes.

Por un lado, a diferencia de la X-T3, la X-T30 no es a prueba de agua ni de polvo, sólo tiene un puerto para memoria SD y tiene una distribución distinta de los controles. De igual forma, hay ligeras variaciones en la velocidad de obturación y en el procesamiento de imágenes, pero esto no significa que se trate de una cámara inferior. Por otro lado, la X-T30 es un poco más ligera que la X-T3 y por suerte utiliza las mismas baterías que ésta y que las X-T2 y X-T20.

Podría decirse que, mientras que la X-T3 está diseñada como la cámara principal de un usuario profesional, la X-T30 podría funcionar mejor como cámara secundaria de un usuario profesional o como un excelente punto de entrada de un usuario nuevo que tiene sus primeras experiencias con una cámara de esta gama.

Pese a las diferencias, que puedan existir, lo que subsiste es la calidad de imagen, tanto en foto como en video, por lo que la X-T30 es una opción ideal que reduce el costo sin sacrificar la fidelidad y la nitidez. Una opción deseable para fotógrafos, videógrafos y estudios independientes que prefieren una mirrorless APS-C a una DLSR, agregando que, como es la apuesta de Fujifilm, esta serie de cámaras combina la potencia de una cámara digital con la apariencia y la elegancia de una cámara análoga.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Relacionado por etiquetas